lunes, 7 de agosto de 2017

Amanecer en Quibdó

El sol recién se levantó sobre el río Atrato
La ciudad todavía en silencio, reina la calma
Tan solo se oye el chapoteo del agua que nunca se detiene
Incansable, sigue su curso hacia su desembocadura, kilómetros más arriba
El sol se levanta y los destellos de luz que producen sus rayos en ella se reflejan.

Poco a poco, la vida parece renacer,
Sinfonías de colores y olores llenan las calles:
Los pescadores y recogedores de fruta regresan al puerto en sus botes,
Pronto todos se afanan en el mercado y la veintiséis
Para ofrecer lo que la naturaleza les brindó en esa madrugada.

El silencio se detuvo,
Carros, motos y buses llenan las calles,
Mientras los vendedores usan sus megáfonos
Para convencer a los transeúntes
Que su oferta es la mejor.

La brisa corre ligera
Después de una noche de intensa lluvia.
Hoy hará calor.
Las blancas nubes le dan tregua al azul del cielo,
El Atrato es su espejo.

La bella Catedral San Francisco de Asis,
Que reúne tantos estilos,
Tiene todas sus puertas abiertas
Llega a mis oídos
La misa que allí se dice.

Cuando el sol dé paso a la noche
Regresará la calma.


Quibdó siempre tendrá un lugar especial en mi corazón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier comentario de carácter insultante será eliminado sin previo aviso. Todas las opiniones son bienvenidas en este blog. Sólo se pide formalidad y respeto a la hora de expresarse.

Any kind of insulting comment will be removed without previous notice. All opinions are welcome, we only ask for respect when writing.